lunes, 21 de noviembre de 2016

SANTA CRUZ DE TENERIFE: TERCERA PARTE.

Me permito enlazaros a las dos partes anteriores por si queréis leerlas.

SANTA CRUZ DE TENERIFE: PRIMERA PARTE.
SANTA CRUZ DE TENERIFE: SEGUNDA PARTE.

Después de ir al Teide, visité el norte de la isla. Concretamente del lugar donde voy a hablar es Puerto de la Cruz. En Puerto de la Cruz podemos encontrar la subespecie Gallotia galloti eisentrauti de lagarto tizón. Son mucho más vistosos que los lagartos tizones vistos anteriormente, ya que tienen vivos colores verdes y algunos ocelos azules más. Nada más llegar pude ver un macho adulto en los jardines que rodean los "Lagos Martianez".


Algo que pude comprobar enseguida es que en Puerto de la Cruz los lagartos eran mucho más confiados. Pude acercarme todo lo que quise y más. Eso me permitió hacerles fotos algo más decentes. El ejemplar de la siguiente foto hecha en un roquedo costero, dentro de la ciudad.

Macho joven de lagarto tizón (Gallotia galloti eisentrauti). 
En una plaza pude ver un montón de ejemplares. Juzgad vosotros mismos el lugar donde lo encontré. Yo, personalmente, nunca había visto algo parecido. El macho de la foto era tan confiado que dejó que lo acariciase, simplemente corría unos centímetros de vez en cuando, pero no llegaba a huir.

Primera foto "testimonial"




Una imagen vale más que mil palabras. Macho adulto y enrome de lagarto tizón (Gallotia galloti eisentrauti). en Puerto de la Cruz.

Después de aquel día, decidí volver al jardín botánico ya que me había parecido una buena zona.
Nada más llegar me acerqué a la charca y pude fotografiar mejor algunas ranitas meridionales (Hyla meridionalis) y ranas comunes (Pelophylax perezi).

A la ranita de la derecha no la vi hasta que llegué a casa.




También pude ver un gran número de lagartos tizones, mariposas monarcas, aves, libélulas y buenas vistas.

Uno de los muchos lagartos tizones (Gallotia galloti) que se podían ver asoleándose.

Vistas desde el jardín botánico.
De vuelta al hotel por la famosa avenida, vi un reptil en la cera. No me sorprendí, pues pensaba que era un lagarto tizón. Pero al fijarme pude ver que se trataba de nada más ni nada menos que la lisa dorada (Chalcides viridanus). Como estaba en la misma acera, pude hacerle fotos sin ningún problema, además de que era muy confiada.


Si bien vi un par de ejemplares más, este fue el único al que pude hacerle fotografías decentes.


Sin duda uno de los herpetos más bonitos que he visto. Me fascinó su brillo dorado en la parte superior, el negro completamente uniforme y la cola azul. Una maravilla.
El día antes de irnos fuimos en un barco a ver cetáceos en los Gigantes, al norte de la isla. Son unos acantilados con unas vistas increíbles, con un clima bastante más húmedo que el sur y el este.


Tardamos bastante en ver nada, pero al cabo de aproximadamente media hora empezamos a ver los primeros delfines acercándose.



Se trataban de delfines comunes (Delphinus delphis). Encontramos un gran grupo, a los que seguimos. Saltaban continuamente y lo que más me llamó la atención, fue la gran velocidad que llegaban a alcanzar.






Ya había visto los delfines comunes en Mallorca, pero nunca en un grupo tan grande. Siempre es increíble poder ver a estos animales en su entorno... y no en un acuario.

Bueno, y con estas fotos me despido y termino con las entradas del viaje de Tenerife. Aún quedan muchos más destinos sobre los cuales hacer entradas... ¡estarán muy pronto en el blog!

Un saludo y gracias a todos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada